Un Gran Frente Popular

  • Política Y Teoría (PCR Argentina)
  • Año XXXI / N°79 (112)
    Noviembre 2014 - Febrero 2015
  • [PyT: Política y Teoría, JCA: Juan Carlos Alderete]

Editorial

En el número anterior de PyT decíamos que el gobierno K estaba debilitado pero que no debíamos olvidar que es muy peligroso. Las causas eran — y siguen siendo — múltiples: su política entreguista y de cambio de dependencia, recostándose en un imperialismo en ascenso como China, al que considera "aliado estratégico integral", y en Rusia; la corrupción, la criminalización de la protesta social, entre otras. Señalamos que la economía había pasado de la bonanza a la crisis, y a una inflación galopante. Todo ello con una inseguridad creciente, con su ligazón con el narcotráfico. La inestabilidad económica agravó la falta de inversiones. Subrayamos en aquel editorial que estos rasgos se habían convertido en constantes en la última etapa.

Dicho cuadro económico-social se ha agravado enormemente, golpeando con dureza creciente a las grandes mayorías obreras y populares. El relato kirchnerista se va desenmascarando, a pesar de su retórica populista y de su demagogia.

Esta situación es inseparable de la situación internacional, la cual es muy grave. Es feroz la disputa interimperialista por un nuevo reparto de fuentes de materias primas, zonas de influencia y posiciones estratégicas. Ello está provocando y alimentando vientos de guerra en distintas partes del mundo.

Argentina es un país dependiente, oprimido, intensamente disputado por varias potencias imperialistas. Y tenemos la novedad de que el nuevo imperialismo en ascenso a nivel mundial, el imperialismo chino, extiende y profundiza su penetración en nuestro país. Por su parte, "los imperialistas yanquis usan el juicio de los fondos buitres para chantajear a la Argentina: uno de sus objetivos es adueñarse de Vaca Muerta. A esa situación se llega después que el gobierno K cajoneó el fallo del juez Ballestero y la decisión de la Asamblea Legislativa del 23-12-2001 de suspender el pago de la deuda externa para investigarla y pagar sólo las que fueran legítimas. Violando esos mandatos, Néstor y Cristina K hicieron dos renegociaciones de la deuda, aceptando la sede judicial yanqui. Luego Cristina K avaló el juicio del juez Griesa, la revisión por Cámaras y la Corte Suprema, incluso designó intermediario ante esa Corte Suprema a Paul Clement, ex-procurador del presidente Bush, es decir, un hombre de las petroleras. Para responder realmente al chantaje yanqui, el gobierno debería golpearle el bolsillo." (Semanario Hoy, 8 de octubre de 2014)

¿Quiénes están pagando la crisis? La política del gobierno K descarga la crisis sobre las espaldas del pueblo trabajador mediante la inflación, la devaluación, permitiendo los despidos, con el aberrante impuesto a los salarios, el IVA del 21%, etc. La política K no es lo que dice, sino lo que hace. Y la corrupción está alcanzando niveles que superan lo conocido.

Las masas no aceptan pagar una vez más los platos rotos de la crisis. Se han realizado dos grandes paros nacionales, y un reguero de luchas recorre el país desde la derrota electoral infligida por las mayorías populares al kirchnerismo en el 2013.

Es necesario un plan de lucha y, a la vez, construir un gran frente popular que una en las urnas a los que luchan en las calles, para torcerle el brazo al gobierno y su política hambreadora y entreguista.

Un gran paso en esta dirección es la con quista de la personería nacional del PTP, y los acuerdos con Unidad Popular.

El PTP tiene propuestas para dar una salida a la crisis a favor del pueblo, para la infla ción y para acabar con la entrega, la inseguridad, y la corrupción. Una propuesta que permita a las masas golpear por izquierda a la política K.

La lucha y la unidad de las fuerzas populares, democráticas, antioligárquicas y antiimperialistas golpea centralmente al kirchnerismo, y le cierra el paso a la otra derecha, la que se declara "opositora".

Reportaje A Juan Carlos Alderete

Octubre De 2014

PyT: ¿Cómo se está desarrollando la construcción de un Frente Popular?

JCA: Las Multisectoriales son y fueron un instrumento para la unidad de las grandes masas para las luchas sociales, democráticas y antiimperialistas. Esta unidad nos ayuda, en un momento que la acumulación de fuerzas es principalmente electoral, para conformar un frente de partidos políticos que integran las organizaciones populares, que enfrente electoralmente principalmente al kirchnerismo y también a la oposición de derecha. Con ellos venimos discutiendo la posibilidad de un Frente Popular que no sólo sea para estas elecciones. Para ello ya hemos venido confluyendo en la lucha, en la pelea por la defensa de nuestros derechos. Esto facilita, en el sentido que este Frente sirva en todos los terrenos, preparándonos para los nuevos escenarios que se avecinan. Para ello nos hemos puesto de acuerdo con algunos de ellos en las cuestiones programáticas, casi en un un 80%, dejando abierto que puedan ingresar a este Frente otras fuerzas. El Frente no tiene aún un nombre definido, pero esperamos que esto pueda quedar resuelto en el transcurso del mes de noviembre.

PyT: te referiste, al comienzo, que estas fuerzas venimos peleando juntas hace años, en distintos escenarios. ¿Podrías mencionarlos?

JCA: Bueno, con la CTA de Pablo Micheli que fundó Víctor de Genaro — venimos transitando distintas luchas, desde la primera y segunda Marchas Federales, en la década del noventa. También hemos sido impulsores, junto con ellos, de la Asignación Universal por Hijo, y llevado discusiones sobre el modelo sindical. Ellos nos ha fortalecido, y ayudado a ponernos más rápidamente de acuerdo con el Partido Unidad Popular, encabezado por Víctor de Gennaro, porque este Frente electoral tiene también que expresar justamente todos los reclamos que venimos realizando desde hace tanto tiempo. Y también tiene que elaborar propuestas para una salida política para resolverlos. Por eso es que decimos que no sólo está la cuestión programática, sino el planteo de cómo presentamos la propuesta sobre la salida político-económica para nuestro país.

PyT: ¿Podrías ampliar sobre la relación entre la Multisectorial y un frente popular electoral?

JCA: El rol de la Multisectorial es muy importante porque el Gobierno y también otros sectores se han dado una política permanente para aislar y derrotar las luchas, aislar las organizaciones que están encabezando las distintas luchas en el país, y también se han dado una política para romper la Multisectorial. Esto ha sido y sigue siendo un objetivo principal no sólo para el Gobierno, que es lo principal, sino también para otras fuerzas. Porque es esta organización multisectorial la que nos permitió tener algunos triunfos parciales, no quedar aislados, y abortar la pretensión de ellos de rompernos y dividirnos. Esta Multi­sectorial ha protagonizado muchas luchas en los últimos tiempos, ha sido impulsora de los últimos paros que se han dado. Actualmente estamos impulsando un paro por 36 horas, frente al agravamiento de la situación económica y social. Esto lo hemos venido enfrentando, a veces con toda la Multi-sectorial, a veces con algunas de sus organizaciones integrantes. Porque siguen siendo muchas las luchas, al punto que a veces no podemos estar en todas. La unidad de la Multisectorial en las luchas nos ha dado un conocimiento de varias fuerzas políticas, en particular de la Unidad Popular, que nos ayuda enormemente a constituir un frente electoral nacional.

PyT: Una Multisectorial implica diferentes fuerzas, visiones diversas... ¿Cómo se resuelven la unidad y la lucha entre esas distintas posiciones?

JCA: Viene de conocernos cada vez más entre nosotros y de buscar acuerdos. Eso facilita la discusión de las diferencias. Y avanzar en relación a la concepción de este Frente, el para qué de una construcción que sirva no sólo para las elecciones, sino para el más allá de las elecciones. Sabiendo que el "ninguneo" a enfrentar va a ser fenomenal, y que va a requerir apoyarse mucho en la militancia,en los familiares, en los amigos, para poder hacerlo visible, tanto al Frente, como a su propuesta programática y de salida política y sus candidatos.

PyT: Vos mencionaste que la lucha del momento pasa por lograr un paro nacional activo de 36 horas, con el sostén de la Multisectorial...

JCA: La Multisectorial y la Corriente Clasista y Combativa han jugado un papel muy importante para lograr que se dieran los paros que se han realizado últimamente. Proponer su continuidad y ampliación viene de que con un paro cada tanto no vamos a tener la posibilidad de obtener nuestras reivindicaciones, y defender nuestros derechos que nos siguen sacando. Tiene que ser más seguido la convocatoria a estos paros, entendiendo que van a ser más duras y prolongadas las luchas. Entendemos que la próxima convocatoria no puede pasar más allá de noviembre. La situación de los trabajadores ocupados y de los que están desocupados es cada vez más grave, teniendo en cuenta que hay una cantidad más grande no sólo de suspendidos, sino de despedidos en todas las ramas de la producción.

PyT: ¿Qué objetivos mediatos tendría este paro?

JCA: El paro tendría como objetivo ser parte de un plan de lucha por los puntos que venimos luchando desde hace mucho tiempo, el impuesto al salario, y otros. Hoy se agrega como un punto principal la inseguridad, vivida principalmente en los barrios populares, dejados "a la buena de Dios". Donde los que tienen la suerte de seguir trabajando y se tienen que levantar temprano, tienen que salir en grupo, porque aquel que sale solo sale con muchos nervios porque sabe que a la vuelta de la esquina lo pueden estar esperando para quitarle el bolso, el celular o lo poco que lleva.

PyT: En camino hacia acá, una señora que compartía el transporte, mirando por la ventanilla las casas del barrio, dijo: "vivimos enjaulados...".

JCA: Exactamente, ya a la hora de la tarde, cuando la gente llega desde su trabajo, no se ve, como se veía antes, el saludo entre los vecinos, el estar en la vereda, por el miedo que hay.

Nosotros decimos y proponemos auto-organizarnos en la lucha contra la inseguridad y la droga.

PyT: ¿Qué papel juegan los trabajadores y sus luchas en este proceso de construcción de un gran frente de las fuerzas populares, emancipadoras, antioligárquicas y anti­imperialistas?

JCA: Juegan un papel fundamental. Creemos que estamos construyendo una fuerza muy fuerte, con un protagonismo no a lo mejor como nos hubiese gustado en relación a la masividad. Pero vamos avanzando en relación a ir en búsqueda de corrientes muy grandes en la Argentina – sus tradiciones y su historia lo dicen — que van en búsqueda de algo que los represente y los defienda, y también hay una parte que va en búsqueda de ser protagonista. No es una mayoría todavía, pero vamos trabajando sobre eso.

PyT: ¿Qué rol ha jugado el trabajo para la obtención de la personería nacional, alcanzado ya también en algunas provincias, del Partido del Trabajo y del Pueblo?

JCA: Ha sido una labor muy importante el que ha impulsado el Partido Comunista Revolucionario para tener esta herramienta legal electoral, pero también han jugado un papel fundamental los aliados, los que están en el frente único, la Corriente Clasista y Combativa, con sus familiares, con sus amigos, que otorgaron la posibilidad de obtener la personería electoral en las provincias donde se ha logrado. Hay gran cantidad de compañeros que han dado el aval, nada más, otros que se han afiliado al PTP. En esto tenemos que ser muy respetuosos. Porque también hubo discusión, en distintos lugares, para que la CCC fuera parte del frente electoral, a lo cual nos opusimos, porque hubiera cambiado el carácter de la organización. Propiciamos sí la discusión en toda la masa de la Corriente Clasista y Combativa sobre dar un apoyo a este Frente, por entender que contempla las necesidades de quienes la integran. Allí se definió que la CCC no va a ser integrante del frente político, pero sí puede avalarlo, a través de Comités de Apoyo. Esto ha comenzado a darse en algunos lugares, como La Matanza, en los cuales participan tanto compañeros militantes sólo de la CCC como, además, del PCR o el PTP.

La CCC no puede ser indiferente entendiendo que los puntos del programa de este frente son coincidentes con los que propone la CCC.

PyT: El Frente incluye en su definición el carácter antioligárquico y antiimperialista. ¿Podrías amplias sobre esto?

JCA: Con los compañeros que estamos en la construcción de este frente, incluso con algunos partidos provinciales, hemos estado discutiendo y llegado a acuerdos sobre una definición antiimperialista, que contempla el desplazamiento actual del eje de la disputa interimperialista hacia el Pacífico, y sus implicancias sobre la Argentina, la ilegítima deuda externa, la extrajerización de la tierra, etc.. En algunos partidos provinciales, como en San Juan, o en Neuquén, ese debate es insoslayable,en relación a los problemas con la megaminería, o la cuestión petrolera. Hemos avanzado en discutir cómo sería luchar por la segunda y definitiva independencia de nuestro país.

PyT: ¿Qué singulariza al PTP como herramienta legal electoral?

JCA: Hemos ido aprendiendo. Tenemos la experiencia de Urundel, en Salta, donde planteamos a los habitantes del pueblo: "Son ustedes los que tienen que elegir su candidato acá". "¿Cómo nosotros", nos preguntaron, extrañados. Porque normalmente los partidos llevan los candidatos ya decididos "a dedo", desde afuera[1]. También recibimos una sorpresa en Catamarca, donde todavía no está el PCR, pero sí el PTP –que ya tiene seiscientas fichas presentadas[2], y está al borde de obtener la personería provincial, Allí repetimos la experiencia de Urundel: "son ustedes los que tienen que decidir sus candidatos del lugar. El PTP es una herramienta para que ustedes la hagan suya".Estas cuestiones no existen en los partidos tradicionales. Dar la herramienta y ser protagonistas. Es la línea impulsada por el PCR, también por la Corriente Clasista y Combativa. Que los propios compañeros tomen en sus manos la lucha reivindicativa y política. No impulsamos que alguien sea el "caudillo que decide todo", porque eso va en contra no sólo de nuestros principios, sino también de nuestra línea. No es sencillo, el compañero lo tiene que ver, actuar y hacer su propia experiencia.

Es una herramienta de los trabajadores y el pueblo para torcerle el brazo a esta politica de ajuste, para impedir que el gobierno o sus rivales lleven a nuestro pais al abismo, y creer las condiciones para un gobierno verdaderamente popular.

  • [1] La inmensa mayoría de la población de Urundel es de comunidades originarias, y el compañero electo concejal del pueblo pertenece a una de esas comunidades Esta experiencia ha irradiado a otros pueblos cercanos.
  • [2] En la semana del reportaje se presentaban trescientas fichas más.